miércoles, septiembre 21, 2016

a veces yo fui viejo



una vez me estaba cogiendo un pendeja
yo habré tenido 30 años y ella 19
era linda
era flaca
las tetas se le dispersaban
como dos peras maduras
y en posición de señal de cruce
dos piernas iguales y abiertas
con cautela y mismidad de carretera
gritaba ay ay ay
ventrílocua de un clítoris 
con vocación de Mecano
y gritaba ay, oh, uh, ay, 
sí, sí, cogeme así, boluda
toda mojada
acababa a cada rato
no me acuerdo -ni me importa- cómo se llamaba
no era una gruppie, fue antes
no era un prostituta
fue después
era una chica parsimoniosa y calma
que estaba en un bar y se me acercó
a ver lo que escribía
no le mostré nada
le recité
alguna tontería
ajena, plagio, técnica
era linda
si mañana la viera por la peatonal
de alguna ciudad universitaria
no la reconocería
pero, lo juro, era linda
sonrisa tierna y ojos urgentes, audaces
una chica hermosa, sencilla, hermosa 

Era linda, 
tenía dentro del alma una patria florecida
justa y flores, patria y almanaque
Chonchita rosada, amateurs, enamoaradiza. 
Buena chica. Buena persona. 

a veces yo fui viejo antes de ser viejo
a veces envejecí
harto
harto y cansado

mientras le metía la pija en la concha
a la primer mina que me cogí
a una - a cualquiera- mujer
del montóm en la hidygajurga 
miraba la ventana
había una luna roja
un pedazo de rama
dos o tres estrellas
y toda la soledad del universo

jueves, marzo 10, 2016

Clima destituyente

Aprovechando el patético desempeño económico de los reyes de la eficiencia PRO, la jefa de la oposición comienza ya con mordaces críticas que irán subiendo de tono, para posicionarse de cara a las elecciones de senadores nacionales en territorio bonaerense.
La posibilidad de que para fines del año que viene el Congreso esté sentado en una Asamblea Legislativa tras la renuncia del Presidente Mauricio Macri, eligiendo un legislador con mandato interino en el Poder Ejecutivo, es demasiado tentadora y despierta las más sanas ambiciones; configurando este clima destituyente. Por ahora, agazapado. Por ahora.
Quizás la crudeza que siempre manifestó en sus dichos la jefa de la oposición haya ayudado a que no se note el tenor de sus críticas. Incluso, sus fans se preguntan por qué la jefa de la oposición no alzó la voz ante los atropellos institucionales de Macri, especialmente cuando derogó leyes por decretos, despidió miles de empleados públicos e hizo los negociados más vergonzosos desde el poder.
La caída en las encuestas del PRO es el preámbulo para que la jefa de la oposición se ponga en marcha. Por supuesto, la jefa de la oposición es Elisa Carrió.

domingo, febrero 21, 2016

Pérez Corradi Para Todos y Todas



Como al macrismo se le avisa de todos los servicios de inteligencia -ciertos y no tan ciertos, como toda la basura que sale de ahí- que la bomba social heredada y profundizada por la estudiantina de chorros que se obsesionan con los jueces y los medios (característica esencial de los ladrones "que se meten en política") puede explotar en cualquier momento, los aprestos no son tanto bélicos como políticos.
La cana no es confiable como demostró durante la masacre nacional mientras la vieja bailaba con Moria Casán por la revolución de un pueblo empobrecido que ni se enteró de tal evento de magnitudes extraordinarias para la Internacional Socialista. Sin una policía confiable ninguna de las compañeras en Montoneros, en el menemismo, en el FREPASO, en la Alianza y en el duhaldismo, Nilda Garré y Patricia Luro Bullrich de Pueyrredón (y Callao) se animan a pronosticar la cantidad de asesinatos necesarios para que los pobres no jodan. ¡Y eso que toda la vida estuvieron en las antípodas ideológicas!
Jeje.
El asunto está sobre la mesa.
Los tres mendigos prófugos que agarró la narcopolicía santafesina cuando fueron a pedir agua fueron recaratulados por el Grupo Clarín de asesinos por encargo a una categoría más flexible de ser utilizada por el agente de la DEA Pérez Corradi, cuya entrega, de ser posible será disfrazada de captura tras un cerco con 700 canas bonaerenses que pasaron de defender los derechos humanos con Casal a ser reeee maloooos culpa del gobernador bonaerense Cristian Ritondo.
Es tan obvio el juego de quienes declaran la "emergencia en seguridad" y al otro día descubren a la esposa del presidente en un supermercado, que la entrega de Pérez Corradi se demora como carta inapelable.
Seguramente si Cristina Fernández no armaba el bloque macrista que preside su mano derecha Diego Bossio, la encerrarían por narcotraficante tras rimbombantes declaraciones del agente de la DEA Pérez Corradi. Al igual que la presa política Milagros Sala, primero la arrestarían y después buscarían bajo qué cargos.
Pero la vieja, que hizo este mismo juego y conoce sus consecuencias, pactó a tiempo.
Igualmente, la carta ganadora sigue ahí.
A Oyarbide, Bonadío y Servini de Encubría se les nota demasiado el afán por encubrir su pasado kirchnerista y el gobierno, tarde o temprano, necesita buscar un culpable urgente para el ajuste.
Cuanto más demoren en estigmatizar (o contar en estadísticas, como prefieran) los pobres, la inflación, la criminalidad y el desempleo, menos creíbles serán las jugadas penales de un gobierno que a falta de resultados culpa de todo al gobierno anterior.
Exactamente el mismo dilema que tenía De La Rúa en el año 2.000 con su principal aliado. El hoy senador del sector ultraK del Frente Para la Victoria, Carlos Menem. Que entonces también representaba un modelo antagónico como bien nos explicaban los columnistas de Página 12.
El cuento de las dos alas del gobierno es la forma más trucha de hacer oficialismo. Pero eso es lo de menos.
A veces asusta que el poder use los mismos mecanismos una y otra vez adaptados a nuevas coyunturas. Asusta porque si antes no consiguieron los resultados deseados, no hay razón para creer que esta vez sí va a funcionar.
Es en el aumento de la criminalidad, la pobreza, la inflación y el empleo precario donde está la clave de la gobernabilidad, no en la represión a bastonazos o carpetazos. Parece mentira que los conservadores no sepan entender ni su propia biografía.
Lo que antes fue la corrupción hoy es el mote de narcotraficante, así como antes la estigmatización del crítico era que era subversivo hoy es drogadicto. Antes y ahora, la realidad concreta importa menos como la maleabilidad de los cargos y su utilización judicial para encubrir ajustes económicos.
No funcionó con Kicillof diciendo que Míster Shell hizo una devaluación (¡con 12.000 dólares!) ni con Míster Shell devaluando diciendo que es por la herencia de Kicillof.
No funcionó ni acusando a Ernestina Herrera de Noble de apropiadora ni funcionará acusando a quien no pacte con el PRO de traficante de efedrina.
Porque abajo hay todo un pueblo que se empobrece mientras un par de hijos de puta juegan a la ruleta judicial.  

domingo, enero 31, 2016

Recordad ese remoto pasado -hace 2 meses- donde había corrupción, oprobio, injusticias



Qué será de la vida de esos héroes corporativos que tan implacables lucharon contra la corrupción en el Chaco y Formosa, desde sus lujosos palacios de invierno, su inmaculada ética, sus venerables ancianos profetas de la república. Dónde andarán, qué será de sus anchas valentías. Sus ansias de calidad institucional. Su verbo industrializado. Dejando al negrito de los bolsones con una palmadita en el hombro llevaban su cuerpo enhiesto hacia el altar de la justicia clavándole, como el Rey Arturo a un burro furioso, la daga del micrófono en las fauces sedientas de un concejal de Calamuchita. David contra Goliat, aunque no me acuerdo bien cuál era el bueno ni quién ganó. Siempre viene bien. Furor en las redes sociales. Fuentes allegadas a los intendentes del conurbano. Dejaron trascender desde la Casa Rosada. El tío de la madrina de la esposa del vecino y su foto en Facebook con el concejal de Calamuchita, responda hijo de puta, responda ya.
Con un silencio torpe y al borde acorde de la desgracia imaginada que de todos modos difícilmente se produzca, pero ellos no lo saben, ese es todo el secreto. Oh, héroe valiente de inamaculado pasado y más prestigioso presente y qué prometedor, señora, qué prometedor futuro. Lo has logrado. Has puesto tu nombre en el bronce. Te aman las gordas desgraciadas. Las ancianas con o sin artristis. Las colegialas confundidas. Te aplauden en el subte, te saludan en el consorcio, toda la gloria recaerá en tí predestinadamente, la gloria, la inmensa gloria, toda la gloria disponible del planeta y para siempre, por siempre jamás, hermano, has gando, felicitaciones, oh, qué gran momento.
Ja.
Pelotudo.

viernes, enero 29, 2016

Qué boludo es el presidente.


La Cámara de senadores tenía, originariamente, una doble función. La de enviar delegados gubernamentales al poder federal –por eso no se elegían por voto directo- y la de representar a la provincia. No siempre los intereses del gobierno provincial son los intereses de la provincia.
Los  gobernadores peronistas se reúnen para pedirle al gobierno nacional que distribuya la coparticipación de una manera distinta a la que ellos mismos reparten con las intendencias, pero se reúnen por un dato que pasa inadvertido. Sus senadores no les responden.  El mensaje no es hacia Macri como hacia adentro del Partido Justicialista.
Macri es el desfavorecido de ese mensaje porque le conviene un peronismo disgregado y a las patadas, proceso que viene interrumpiendo con sus habituales torpezas políticas. Esas de las que luego se retracta, dejando como idiotas a sus fans –el PRO no tiene militantes, tiene fans- que las defendieron como si fueran el supremo altar de la patria republicana.  Mientras el boludo, ausente con aviso de la presidencia, hace una LIMPIEZA ENERGÉTICA de su despacho hay un montón de exóticas y sinceras teorías de por qué esta vez las viejas recetas que vienen fracasando hace 50 años, van a funcionar. No funcionaron con Kicillof y gracias aeso ganaron, pero en el PRO creen que se puede seguir con el Plan Kicillof siemrpe y cuando sea con buenos modales. Un razonamiento perverso que hemos visto, con otros ropajes y argumentos, miles de veces en la historia argentina. Siempre terminan igual. Mal.
LIMPIEZA ENERGÉTICA, ay, ay, ay...En eso se diferencia de la vieja, por lo menos ventila la oficina.  Pero se ve que la  tendencia a tener presidentes vagos, más interesados en gobernar la televisión que el país, llegó para quedarse. Es furor en las redes sociales, diría la prensa militante cuando quiere instalar alguna idiotez como que el perro Balcarce es simpático y que Antonia y los vestidos de Juliana y que  eso humaniza a bla, bla, bla. Qué boludo es el presidente. Horas antes de ir a hablar  de seguridad jurídica en Davos mete preos a una diputada del Parlasur.
Casi todos los presos políticos de nuestra historia y de la historia de todos los países, cometieron delitos comunes, pero son encarcelados por sus ideas políticas, no por sus delitos comunes. Es el caso de la diputada Milagro Sala. A quien no voté ni votaría, pero diría las mismas palabras si el próximo gobierno mete preso a un diputado del PRO o la UCR con estas mismas razones.
Dos meses de gobierno y Clarín ya parece Tiempo Argelino, elogiando los ventiladores, el Mercado Central, los paseos al aire libre, toda la Agenda Africana de la vieja, incluidos sus grandes hits de que el aumento del dolar no se traslada a los precios, que mucha suerte Pablo Echarri y que no hay devaluación sino apertura cósmica a nuevos valores. Y el constante ataque a los opositores. Sobre todo a los opositores escogidos, que ahora se la dan de republicanos cuando hace un año andaban explicando que un fiscal asesinado en realidad se había suicidado por la culpa de investigar a la reina. Payasos.
Esta película ya la ví.
No va a funcionar,

jueves, enero 21, 2016

Tres datos sencillos, didácticos y graciosos



1- Diego Bossio manejó el presupuesto más grande del país, delegado por la vieja cuando era conductora de TV obligatoria. Logró sobrevivir a la presidencia de Aníbal Fernández, la de Capitanich y hasta el último período, donde Kicillof chocaba todo. Quiso ser candidato a gobernador bonaerense, pero al final no se postuló ni para concejal de Catamarca.
Hoy Diego Bossio se fue con Massa, o sea, con Macri.
Seguro pasó este mes entero sentado al lado del teléfono, sin dormir, morfando a lo loco y comiéndose las uñas esperando ansioso esa llamada. Mucha suerte, Rosales.



2- El 75 por ciento de las operaciones bancarias del país es estatal, sumando el Banco Provincia, Ciudad y Nación, tooooda esa torta financiera está, políticamente, en manos de un neoliberal como Macri. Ni el presidente del Partido Comunista Chino tiene proporcionalmente tanto poder socialista como Macri.
Desde ese comando, maneja como se le canta las pelotas la economía de cualquier empresa. No necesita coimas de la SIDE ni gorditos nerds en la ANSES ni ladris de Kicillof choreando en los directorios. Tiene todas las palancas, toditas.
Pero ojo, no quiero perjudicar a mi país sembrando falsos rumores en los inversores extranjeros. Es poco probable que Macri decrete la socialización de los medios de producción.


3- Ay, la obsesión de los Beliebers K conmigo. La guerra terminó, chicas. Sin embargo, el jefe de los Beliebers K, el astuto Hernán Lombardi me hizo suspender mi cuenta de Twitter. Lombardi tiene la habilidad de hacerles creer al Festilindo K que habita en Palermo que el peronismo está siendo conducido por Martín Sabatella y Gabriela Cerruti.
Y ahí van de picnic los Beliebers K a discutir cosas de zócalos en canales de cable mientras a las provincias donde ganó el peronismo les recortan la coparticipación, rebajan los salarios y hacen mierda las organizaciones sociales con las cuales los pobres crónicos sobreviven. O sobrevivían, veremos.
Fuerza Gabi, adelante Lubertino, dale con todo Sabatella.


lunes, enero 18, 2016

Modelo Tamagotchi




La insustancialidad pretendidamente ahistórica de Macri –la prensa militante, Clarín, hace notas hasta del perro del presidente, ni Dante Palma llegó a ser tan arrastrado- que lleva a anunciar billetes con caramelos palitos de la selva mientras detiene a una diputada opositora con argumentos aún más frágiles que los de Nicolás Maduro denunciados por el propio Macri en la cumbrecita paraguaya del Mercosur, desplazará el foco de atención hacia las internas opositoras.
Porque en la debilidad congénita del PRO radica la extinción irremediable de este cuadro de situación donde la oposición es un sermón de Kicillof en medio del picnic hippie de gente que lo detesta o Martín Sabatella pasando la gorra como artista callejero.  Es cuestión de tiempo que las patrullas perdidas de la religión K pierdan relevancia, por más esfuerzos que ponga y ponga -en ambas acepciones del término- el principal intelectual actual del kirchnerismo hoy, Hernán Lombardi, que inteligentemente mantiene con vida ese festilindo camporista que impide el despliegue de los peronistas de alquiler. Los que hacen cola para venderse a un Macri desinteresado en comprar sin antes hacer la prueba de la blancura a través de los delirios puritanos –en el sentido de puros tanos- de un gobierno que nombra jueces supremos por decreto y CEOs en los cargos de gobierno. Si esa no es una estrategia para ponerse el país de sombrero, que se complementa con el mismo autoritarismo idiota en el plano comunicacional de Cristina Fernández aunque con otros actores, entonces existen los Reyes Magos y la filantropía de la Responsabilidad Social Empresaria y toda la vida, nosotros, hemos sido unos boludos que creíamos en la complejidad que entrampa lo social.
El foco de atención se pondrá sobre la oposición igualmente porque es la garante de ese deseo tan lacaniano de la derecha culposa, la gobernabilidad. Los neoliberales que no se atreven a llamarse neoliberales, sino socialdemocracia moderna, saben por experiencia histórica que la continuidad del modelo Kicillof es inviable, pero a la vez saben que girar hacia la derecha puede ser suicida y que girar a la izquierda no está en sus planes. Así que dibujan animalitos en los billetes. Porque los regalos fiscales combinados a la Sociedad Rural, quita de retenciones y devaluación, no conmovieron los silobolsas, el Banco Central ahora entra en la Etapa Tamagotchi. Los billetes con palitos de la selva no son más que eso. Emisión descontrolada -la Doctrina Kicillof decía que no generaba inflación, porque tampoco reconocía que exista la inflación- para la gilada y dólares físicos para los colchones de la oligarquía.
Los primeros en entener el modelo económico de Macri hacia los trabajadores fueron los empresarios kirchneristas de los medios. Por una razón simple, es el mismo modelo de hace 3 años.
Aunque hoy sea poco simpático anunciar que la grietita entre Puerto Madero y Barrio Parque tiene el síndrome del Oso Panda - hay que cuidarlos muuuucho y aislarlos para que no se extingan- es en las góndolas de los supermercados, en las pizarras de Chicago y en la posibilidad de acuerdos por debajo de los pupitres de los encendidos legisladores donde se tejerá la trama del nuevo porvenir, que no es más que la petrificacion de lo existente sin que explote, como principal mérito. Conservadores lúcidos, diría Salvador Ferla.
El autoritarismo del PRO es inversamente proporcional a su miedo a la ingobernabilidad. Y si bien cierta enfermedad nacional acepta altos niveles de autoritaritarismo a cambio de mayor distribución progresiva del ingreso, así como en otras sociedades aceptan perder libertades individuales a cambio de menor criminalidad, en nuestra sociedad la criminalidad que sufren los sectores populares baja y sube de acuerdo al grado de distribución del ingreso, pero así como esta enfermedad ideológica atraviesa los sectores populares es a la vez leída como revanchismo por la base dura del PRO y aleja de a poquito a los sectores medios democráticos. Esos que le completaron el 24 por ciento de Macri en un 51 y chirolas.
Macri está gobernando para su patiecito con palmeras y pendejos millonarios que gritan por la liberación. En vez de camporistas tiene perritos, pero en el fondo es lo mismo. Ni los camporistas ni el perro Balcarce son de contradecir al Jefe. Ambos gobernaron para su cuarto de padrón.
 Macri lo hace sin cadenas nacionales y a lo Carlitos Balá, a puro gestitos de idea, sin que aparezcan ideas en serio.
Peeeero....
Los sectores populares reciben autoritarismo a cambio de nada. La base PRO recibe venganza a cambio de perder sus republicanísimos preceptos y los sectores medios democráticos empiezan a sospechar que esto no va a ningún lado.
Si los pobres, con Cristina, sabían que podían mejorar alguito su exclusión crónica a cambio de adherir a la religión presidencial, hoy los pobres no ven en el telepredicador Macri ningún camino de ascenso social, ninguna esperanza, ninguna ilusión. Ni siquiera un interlocutor.
Argentina se salvó de fraticidas guerras étnicas cuando construyó la ilusión de la escuela pública como integradora del crisol de razas, narrativa por cierto algo sesgada.
Luego fue el trabajo el camino al ascenso, legado del primer peronismo.
Ya, en cambio, hace 40 años que Argentina no encuentra un relato unificador.
La base social dura del PRO- el 24 por ciento que lo votó- cree en la teoría del economista Bernardo Stamateas que se puede resumir en TÚ PUEDES y así cantan idioteces de Gilda junto a la desafinada vicepresidenta.
Ese país, ese cuarto de país, vive del derrame, a través de los servicios agroindustriales. La otra mitad que votó a Macri hoy se siente ajena, paso previo a la orfandad política que en el fondo desea desde que la UCR se alquiló como salón de fiestas del PRO.
Después está la otra mitad, que difícilmente logre que se reunifiquen las fuerzas que otrora, para mal o para bien, se propusieron representarlos. Y tantas veces los estafaron.
No es una crisis de representación distinta a la que atraviesa occidente, pero la especificidad nacional es justamente esa, hay una crisis de la idea de Nación y nacionalidad. Hay un vacío donde antes supo haber un relato que aunque en cierto modo era falaz proponía un horizonte conjunto de reglas y procedimientos razonablemente igualitarios.
 Ese vacío lleva 40 años.
Por eso la UCR  y el PJ perdieron su razón de ser y hoy son apenas sellos de goma. O Tamagotchi que no seducen a nadie.