sábado, marzo 19, 2011

Libianos

Hace más de un mes publicábamos esto, y bue, así las cosas. En el Brasil del PT -aliado de Irán- el premio Nobel de la Paz y presidente de Irak, Afganistán, los campos de concentración en Guantánamo y EEUU- hablaba de cualquier cosa mientras tropas mercenarias de franceses y yanquis bombardeaban poblaciones civiles en Libia, el país con mejor estándar de vida de todo el continente africano. Por las reservas de petróleo, la carnicería comenzó.
La cantidad de boludeces que se dijeron desde hace dos meses a esta parte, tenderán, quizás, a olvidarse; pero la fenomenal operación de inteligencia que se dio en llamar cobertura periodística ya tiene el campo arado para justificar esta nueva masacre imperial.






Trosckotízate y hazme el amor: ahora resulta que la realidad concreta y material no existe, sino la primacía de las hadas y las princesas o bien besar a un sapo: por un gobierno de los trabajadores libios reunidos en asamblea contra la camarilla burocratista de Khadafi y contra el imperialismo petrolero yanqui; ni unos ni otros. Todo muy lindo. Se troscko eriza la piel del progresismo blandito en el mundo real, donde hay muertos, guerras civiles, invasiones, mercenarios, estados terroristas (el principal, los Estados Unidos de MuraBarak Obama) y una historia manchada en sangre.
De pronto, no, nada de eso.
Peter Pan debería ser embajador del progresismo humanista, que reniega del juego de pinzas y de los intereses que están en juego.
Dentro de poquito en la televisión española -modelo de pluralismo a la hora de escuchar las voces criminales de la clase dirigente empresarial ibérica- descubrirán en exclusiva las armas de destrucción masiva que hábilmente Khadafi le escondió, como favor entre tiranos, a Sadam Husein. Qué te juego.
La diplomacia cubana, en estos momentos, seguramente que se está preparando para este escenario de contraataque yanqui, tras el debilitamiento de los EEUU y la Unión Europea (el Consejo de Seguridad la ONU, bah) tras la caída del dictador -propio y bueno, claro- MuraBarak Obama que gobernaba Egipto y la increíble manipulación informativa en torno a lo que sucede en Libia.
Decir que tropas sunsaharianas, "mercenarios extranjeros", atacan a manifestantes por la libertad de expresión en la Libia de Khadafi, naaa, por favor, hasta mañana.
A ver: Sadam era un tremendo hijo de puta, pero el menos hijo de puta de una región donde, el juego imperialista articulado con los delirios místicos medievales y la conducción de una represiva élite de hijos de puta autóctonos, construyó cándidamente el escenario para que gobiernen los más hijos de puta. Y los iraquíes y toda la región vecina, estaban infinitamente mejor que con Bush y Obama de presidentes de Irak. Son peligrosos los tipos como Bush u Obama.
Y esa es, más o menos, la alternativa en disputa en Libia.
¿Y la libertad de expresión?
Busquémosla, claro está, pero desde y para los libios, solo desde y para los libios.Teniendo en cuenta que los libios tienen el ingreso per cápita más alto de cualquier país de Africa y que su distribución del ingreso es infinitamente mejor que, por caso, Sudáfrica.