viernes, mayo 22, 2009

Rosario siempre estuvo cerca

Qué cambiado está el Barrio Sur, en Rosario. Hace mucho que no andaba por acá. Tampoco hoy tendría que haber andado por acá, si vamos al caso.

Pero así es la vida.

Acabo de encontrarme con un importante dirigente del socialismo.

Existió, la parecer, una fuerte interna en este partido en Rosario, algo que yo desconocía. Digamos que los aprostes electorales y la propia dinámica del conflicto político barrió-sí que debajo de la alfombra, donde la mugre se acumula- con esta interna.

La resumo brevemente, quizás mañana (luego de ir a cenar con este amigo) cuente más.

Al parecer, un grupo importante de "punteros" del socialismo en el Barrio Sur (a ver, para que quede claro: el socialismo gobierna desde hace muchos años Rosario, porque se parece al peronismo) se había, ponele, amotinado. Fundamentalmente en torno a los centros de salud, que como todos saben, tienen un despliegue espacial y abarcativo de diversas áreas muy importante, a partir de la gestión socialista. Que en eso, en verdad, conviene sacarse el sombrero.

El amotinamiento tenía que ver con la exposición pública de Binner y el nada querido de Giustiniani durante la disputa financiera con los sojeros.

Hubo importantes sectores de este socialismo de subsuelo que se hubiesen sentido más cómodos en las trincheras contrarias.

Esto comenzó a manifestarse internamente, y en los Centros de Salud, cuando el intendente Lifching participó de la más grande concentración de la derecha argentina en mucho tiempo: el acto en el Monumeto a la Bandera de las patronales agrarias.

Los fantasmas, los imaginarios, si se quiere primitivos, que materializan la política, en su misma polisemia tiene momentos, ponele, de condensación. Ahí hay un peronismo histórico, residual, convocando al espíritu de los tiempos y apenas termino de escribir esa frase pienso: no puedo escribir esa frase, "convocando al espíritu de los tiempos", dónde se ha visto; bue, decía que, esas contradicciones, existieron. Y al parecer, siguieron su curso.

¿Pueden tener incidencia en las eleciones de Junio? pregunto.

No, me contesta mi amigo.

Pero fijate que la estrategia electoral provincial, me dice, de pegarle a Reutemaaaaan, tiene mucha lógica, pero poca, o ninguna, en Rosario. En Rosario sería lógico pegarle a Rossi.

Bueno, retruco, pero aunque Binner desdobló las elecciones desdobladas (no se lo dije así, pero suena lindo y es verdad, porque desdobló -dos veces-las elecciones desdobladas) tiene un frente con Caballero (que fue intendente del socialismo aunque hace muchos años es aliado al peronismo).

No es solamente por eso, me contesta.