miércoles, julio 28, 2010

¿Adónde apunta el operativo de prensa de Morales Solá?




El operador político de la derecha, Joaquín Morales Solá, con su habitual estilo twitter -la riqueza de su vocabulario llega a los 140 caracteres- ensucia la cancha haciendo pucheritos ante la imposibilidad de lograr mayores subsidios para los empresarios primitivos.
Lo curioso es que este operativo de prensa que pretende instalar que el ex funcionario de la Alianza Gerardo Morales votó a favor del matrimonio igualitario porque le compraron el voto, en realidad busca tapar la imposibilidad de lograr llegar al número desde el Grupo A para bajar las retenciones a la soja de exportación sin elaborar.
Los análisis políticos suelen subrayar, erróneamente, que el gran árbitro legislativo en diputados es la autodenominada "centroizquierda" afín a la Sociedad Rural.
En realidad, hasta el día de la fecha, son los diputados del justicialismo de derecha los que se niegan a discutir este tema, por una razón muy sencilla: en vísperas de elecciones, los intendentes de cada provincia están especulando sobre dónde calentará más el sol.
A esos intendentes, quitarles o disminuírles la coparticipación de la soja, nunca jamás les resultará atractivo. Más aún, a los intendentes de ciudades con un campo no pampeano, pongamos, por ejemplo, Tucumán, una baja de las retenciones coparticipables directamente, es lo mismo que quitarle, políticamente, la mayoría en los Concejos Delirantes.
Y hacerlos depender, aún más, de los gobernadores -y por ende, para el PJ de derecha, un pelotazo en contra -atarles las manos y los pies para que no puedan saltar el charco.
Hacia ahí apunta el puntero político Morales Solá, la estrategia es deslegitimar, justamente, esta jugada. Y el foco se pone en el senado por una razón muy simple: son tres senadores por cada provincia, y son sólo 6 provincias las que tienen una oligarquía -sí, ya sé que últimamente parece re culto decir que la oligarquía no existe; pero es como las brujas- sojera fuerte, el resto, no.
¿Cuál es el negocio de Chubut de dejar de recibir en sus municipios guita, que alivia las cuentas provinciales y da poder político directo a los intendentes? El único sería quedar bien con la oligarquía en la aventura presidencial de Das Neves, que ciertamente, a la mayoría de los chubutenses, les chupa un huevo, para decirlo con elegancia. Lo mismo vale para Tierra del Fuego, Formosa, Jujuy, Río Negro. ¿Cómo hace Santa Fe, que no les cobra impuestos a la oligarquía, para zafar financieramente sin esa guita? ¿Cuál negocio hace el norte entrerriano, al dispararle un tiro en el pie a los intendentes?
La cosa está difícil por eso, no por la centroizquierda de la Sociedad Rural.
Y el operativo de prensa de Morales Solá, así como la previsible instalación de que Cristina vetaría esta improbable ley (de modo de polarizar y dejar a los disidentes como aliados de Cristina) apuntan a debilitar argumentalmente a los peronistas electos con la boleta de Cristina que luego jugaron de trásnfugas.
La efectividad para las injurias de Morales Solá viene proporcionalmente inversa a su nerviosismo, así que, por lo menos por ahora, puro humo. Pura espuma. Pura espuma, tienes miedo, medialuna, pura espuma.