domingo, febrero 27, 2011

Hanibal


Hoy domingo, el diario Tiempo Argentino publica una nota que hicimos esta semana con Esteben Talpone, se la copio aqui.
El jefe de Gabinete de la Nación, Anibal Fernández, recibió a Tiempo Argentino entre las cuatro paredes blancas de su despacho en la Casa Rosada, el mismo día en que Néstor Kirchner hubiera cumplido 61 años. Por la mañana, muy temprano, había publicado un mensaje al respecto en la red social Twitter. “Hoy sería el cumple del amigo, donde quiera que estés, mi abrazo más profundo y que Dios te bendiga.”

–¿Qué pensó esta mañana?
–Soy un tipo muy particular con esas cosas, no soy afecto a los homenajes, con lo cual lo que escribí allí es lo que me salió en ese momento porque así lo sentí. No voy a homenajes, no lo hago ni en el caso de mi padre.

–¿Qué lección le dejo Néstor Kirchner a la clase política argentina?
–Hizo un cambio copernicano. En la Asamblea Legislativa, al asumir la Presidencia, dijo que no dejaría sus convicciones en la puerta de la Casa de Gobierno. Tenía una posición muy clara y contundente sobre la forma de hacer política y, además de reivindicarla, la puso en la cabeza de la sociedad. Porque fue él quien empezó a convocar a la sociedad para que se meta en política. Era una persona con ideas renovadoras y vocación de cambio, pero nunca imaginé que lo era tanto. Lo quería mucho y es la primera vez que me toca perder a un amigo, es algo muy jodido.

–¿Esa nueva cultura de la militancia trasciende al peronismo?
–¡Si, por supuesto! En su velatorio había un montón de pibes que le reconocían el gesto que había tenido. Cuando la bestia de (Mariano) Grondona habla de “juventudes hitlerianas”, inventa un nuevo enemigo que, en realidad, es un viejo adversario de la derecha, la juventud. Después escuchamos esa brutalidad de (Elisa) Carrió sentada en la mesa de la señora (Mirtha Legrand), que dijo que el velatorio lo organizó Fuerza Bruta. Lo que hay que hacer es una enorme fuerza para ser tan bruta y decir semejante cosa. Los pibes salieron de abajo de las baldosas. Lo que más le preocupa a la derecha es que tienen en claro que hay poderes reales que condicionaron la vida de los argentinos y están dispuestos a enfrentarlos.
Sigue acá.