jueves, enero 21, 2016

Tres datos sencillos, didácticos y graciosos



1- Diego Bossio manejó el presupuesto más grande del país, delegado por la vieja cuando era conductora de TV obligatoria. Logró sobrevivir a la presidencia de Aníbal Fernández, la de Capitanich y hasta el último período, donde Kicillof chocaba todo. Quiso ser candidato a gobernador bonaerense, pero al final no se postuló ni para concejal de Catamarca.
Hoy Diego Bossio se fue con Massa, o sea, con Macri.
Seguro pasó este mes entero sentado al lado del teléfono, sin dormir, morfando a lo loco y comiéndose las uñas esperando ansioso esa llamada. Mucha suerte, Rosales.



2- El 75 por ciento de las operaciones bancarias del país es estatal, sumando el Banco Provincia, Ciudad y Nación, tooooda esa torta financiera está, políticamente, en manos de un neoliberal como Macri. Ni el presidente del Partido Comunista Chino tiene proporcionalmente tanto poder socialista como Macri.
Desde ese comando, maneja como se le canta las pelotas la economía de cualquier empresa. No necesita coimas de la SIDE ni gorditos nerds en la ANSES ni ladris de Kicillof choreando en los directorios. Tiene todas las palancas, toditas.
Pero ojo, no quiero perjudicar a mi país sembrando falsos rumores en los inversores extranjeros. Es poco probable que Macri decrete la socialización de los medios de producción.


3- Ay, la obsesión de los Beliebers K conmigo. La guerra terminó, chicas. Sin embargo, el jefe de los Beliebers K, el astuto Hernán Lombardi me hizo suspender mi cuenta de Twitter. Lombardi tiene la habilidad de hacerles creer al Festilindo K que habita en Palermo que el peronismo está siendo conducido por Martín Sabatella y Gabriela Cerruti.
Y ahí van de picnic los Beliebers K a discutir cosas de zócalos en canales de cable mientras a las provincias donde ganó el peronismo les recortan la coparticipación, rebajan los salarios y hacen mierda las organizaciones sociales con las cuales los pobres crónicos sobreviven. O sobrevivían, veremos.
Fuerza Gabi, adelante Lubertino, dale con todo Sabatella.