miércoles, febrero 16, 2011

Taso, taso, son cínicos estos guasos!


Esta pintada que promociona al candidato macrista de Neuquén, Jorge Sobisch, está en la puerta del cementerio donde está enterrado el maestro Carlos Fuentealba, asesinado por Jorge Sobisch y los actuales asesores de seguridad del gobierno porteño.
Ya sin la colaboración patética de Jorge Asís y la cloaca del peronismo federal de 2007 (reciclada hoy con el agregado de Felipe Solá, Jorge Busti y Ernestina Herrera de Noble)  Sobisch intenta ganar las elecciones internas del Movimiento Popular Neuquino, hoy al frente del gobierno, con Sapag, alineado al gobierno nacional (el MPN surge ante la exclusión clasista de las expresiones preferidas por las mayorías populares en los años en que gobernaba el hoy muy venerado demócrata proscriptivo Arturo Illia). Si pierde, como seguramente ocurra, se presentará con otro sello en alianza con el PRO del tragabigotes, y los diversos partidos que ya alquilaron Duahlde, Solá, Das Neves y Saá.