miércoles, octubre 03, 2012

Instrucciones para actuar ante un golpe de estado

1) El sector más gorila de las fuerzas armadas, la Marina, se ha sumado al acuartelamiento, al igual que Gendarmería y continúa el de Prefectura, a pesar de que se les han devuelto los adicionales.

2) Los "Fondos Buitres" a través de los mismos estudios jurídicos que defienden los represores y que fogonean el cacerolindo, han logrado frenar la Fragata Libertad, símbolo de la Marina, en la remota Ghana.

3) Los cacerolindos, convocados para esta noche, en defensa de las Fuerzas de Seguridad, independientemente de que se haga o su magnitud, buscan opacar la reacción democrática del conjunto de las fuerzas políticas que se movilizarían ante el resurgimiento de las intentonas carapintadas.

4) Las operaciones de inteligencia militar para desestabilizar, encuentran, además, en su trabajador favorito, Hugo Moyano,  la coartada para sembrar miedo.

5) Paralelamente, la derecha idiota, niega que ésto sea un intento del resurgir carapintada (la quiebra en la línea de mandos, razón por la cual las cúpulas de Gendarmería y la Armada, presentaron sus renuncias, las que serán aceptadas o no de acuerdo a información y criterios que desconocemos y le corresponde al gobierno analizar) y que se trata de un mero reclamo salarial.

6) El Poder Tribunal se hace el boludo ante esta situación. El Poder Mediático, fogonea. Siembra dudas, operaciones de inteligencia (como las de Lanata, a quien tuvieron la desgracia de pedirle documentos y no considerarlo...este...no sé, el fundador de Crítica) y comportamientos minimizadores con la secreta esperanza, prudente, de que ésto crezca para luego adjudicarle la responsabilidad de ese crecimiento de la asonada a la propia Presidenta.


Ante esta situación, quienes defendemos el gobierno nacional, pero fundamentalmente, todas las fuerzas democráticas, debemos actuar.
En primer lugar, con absoluto pluralismo, intentando aislar a los sectores reaccionarios y desestabilizadores.
Es muy importante todo lo que se pueda hacer a través de llamadas telefónicas, cadenas de mails, manejo de las redes sociales, contacto con familiares y amigos, para aislar a los desestabilizadores: avalando cualquier reclamo, protesta, disconformidad e ideología que en el marco de la democracia disienta en parte o totalmente con el gobierno nacional y el kirchnerismo, el objetivo estratégico es aislar a los golpistas.
El reclamo salarial ya fue escuchado, ya fue solucionado, la continuidad del acuartelamiento y la convocatoria pública, apenas discreta, por parte del Grupo Clarín a una asonada militar, busca crear una turbulencia desestabilizadora ya no del gobierno nacional, sino de la democracia. Cualquier reclamo salarial es legítimo, pero no una asonada militar montada sobre un acuartelamiento ilegal. Hay que defender la democracia. No minimizar ni sucumbir a las fuerzas políticas marginales que, por ingenuidad en algunos casos, por complicidad en otros, intentan que la población no sepa de qué estamos hablando: estamos hablando del crecimiento del huevo de la serpiente fascista, un intento de asonada militar que ponga en jaque este gobierno para así condicionar la democracia.