jueves, marzo 10, 2016

Clima destituyente

Aprovechando el patético desempeño económico de los reyes de la eficiencia PRO, la jefa de la oposición comienza ya con mordaces críticas que irán subiendo de tono, para posicionarse de cara a las elecciones de senadores nacionales en territorio bonaerense.
La posibilidad de que para fines del año que viene el Congreso esté sentado en una Asamblea Legislativa tras la renuncia del Presidente Mauricio Macri, eligiendo un legislador con mandato interino en el Poder Ejecutivo, es demasiado tentadora y despierta las más sanas ambiciones; configurando este clima destituyente. Por ahora, agazapado. Por ahora.
Quizás la crudeza que siempre manifestó en sus dichos la jefa de la oposición haya ayudado a que no se note el tenor de sus críticas. Incluso, sus fans se preguntan por qué la jefa de la oposición no alzó la voz ante los atropellos institucionales de Macri, especialmente cuando derogó leyes por decretos, despidió miles de empleados públicos e hizo los negociados más vergonzosos desde el poder.
La caída en las encuestas del PRO es el preámbulo para que la jefa de la oposición se ponga en marcha. Por supuesto, la jefa de la oposición es Elisa Carrió.